domingo, 19 de marzo de 2017

ÁLVARO IBÁÑEZ DE LA SALA DE ESGRIMA BURGOS CAMPEÓN DE ESPAÑA SUB-23

ÁLVARO IBÁÑEZ DE LA SALA DE ESGRIMA BURGOS CAMPEÓN DE ESPAÑA SUB-23

Al tirador del SAESBU le acompañó en el pódium su compañero de equipo Manuel Bargues con el bronce.


16 tiradores desplazaba el conjunto burgalés, 14 espadistas el sábado y 2 floretistas el domingo, al campeonato de España m-23 celebrado en la localidad madrileña de Torrejón. Primera vez que se disputaba esta categoría, implantada por la Federación Internacional de Esgrima en sus competiciones esta temporada y secundada en nuestro país por la Federación Española. Equipo muy joven ya que a la experiencia de los integrantes de la selección española, Ibañez y Bargues, se añadía la búsqueda de ritmo de competición de hasta 4 tiradores de categoría infantil con vistas al campeonato de España de esa categoría que se celebra la semana próxima en Cádiz.

Gran participación en la espada masculina con casi 80 inscritos y cerca de 50 en la femenina, el arma rey en la esgrima. Tras la preceptiva poule inicial no pasaban el corte hacia las rondas eliminatorias la jovencísima Alicia Martínez y Jorge Aarón Arnaiz. En tablón de 64 se quedaban Iñigo Eguiluz, Diego López, Gonzalo Mahamud, Naiara Gadea Rodríguez y Lope Domínguez, éste tras un apretado 15-14. En el siguiente cuadro, el de 32, caían Blanca Gramage y Carlota Gil. Rodrigo Alegre perdía ante uno de los finalistas, Marc Andreu, en el tablón de los 16 mejores. El mismo que la revelacíon del torneo, una de las jóvenes promesas del equipo de la Sala de Esgrima Burgos y aún en categoría infantil, Javier de los Mozos, que cedía por un más que digno 15-9 ante el integrante del equipo nacional absoluto Eugeni Gavaldá. Mónica Merino se quedaba de nuevo a las puertas de la medalla en un campeonato de España al perder en final de 8 con la vallisoletana Inés Martín, a la postre subcampeona del torneo femenino. 
El pleno de victorias en la poule inicial tanto para Álvaro Ibáñez como para Manuel Bargues , les concedía a estos el primer y segundo puesto respectivamente en la clasificación. Ambos avanzaron hasta el cuadro de semifinales sin excesivos problemas. Allí Bargues se encontraba con Marc Andreu, tirador de la sala de esgrima de Amposta, con el que perdía tras un igualado encuentro por un ajustado 15-13 y adjudicándose la medalla de bronce.

Por su parte Ibáñez se enfrentaba al madrileño Guillermo Sánchez. Tras ir por delante todo el encuentro se vió igualado a 14. No se amilanó el burgalés que buscó la victoria sin especulaciones, pasando a la gran final. Allí le esperaba Andreu con el que intercambió unos primeros tocados de toma de contacto. Con ventaja de 4-3 para Ibáñez, éste tuvo un ejemplar gesto deportivo al corregir al árbitro indicándole que un tocado que le había adjudicado no había sido tal. Tras este incidente el tirador del SAESBU tomó definitivamente la iniciativa y desplegó todo un repertorio de excelentes acciones técnicas que no encontraron respuesta por parte del tirador catalán, ganando por un contundente 15-4 y proclamándose nuevamente campeón de España tras haberlo hecho hace unos años en categoría cadete. El título refrenda la excelente temporada del burgalés tras los dos bronces internacionales conseguidos en sendas Copas del Mundo y que le hacen ocupar el tercer puesto del ranking mundial de la categoría.
El domingo competían 2 floretistas, Sergio Porras y Adrián Herrero, con una inscripción más mermada. Tras la poule, con 2 victorias y 3 derrotas Porras no pasaba el corte. Herrero con 3 victorias y 3 derrotas accedía al cuadro de 16 cayendo contra el tirador de la Sala de Armas de Madrid Nicolás .

No hay comentarios: