viernes, 30 de agosto de 2013

Concentración donde Burgos mezcla cultura, ocio y deporte


Martes, jornada de entrenamiento matutina con entrenamientos tácticos, de desplazamientos y clase individual. Sobre las doce del mediodía nos desplazamos hasta la ciudad de Lugo. Donde iniciamos una visita cultural por la misma, visitamos dos museos sobre la historia de la ciudad milenaria que nos acoge, Lugo. Debido a la gran cantidad de participantes, el grupo se dividió en dos para realizar las visitas.
En la casa de los mosaicos nos explicaron que las ruinas que hay bajo un edificio del centro de la ciudad formaban parte de una gran casa de época romana. Allí mismo, en el sótano del edificio se podían apreciar partes de la casa perfectamente, con los mosaicos del suelo y los dibujos de las paredes.
La otra visita era al Centro de Interpretación de la Muralla, en el cual, a lo largo de las tres plantas del edificio, los visitantes pudieron ver el cómo, cuándo y porque se creó el recinto amurallado de “Lucus Augusti” y cientos de años después se convirtió en la actual Lugo.
Después de las dos visitas, disfrutaron de un paseo por las calles de la ciudad.



Por la tarde, entrenamiento especifico de esgrima y asaltos por parejas pero en equipos de dos personas a 20 tocados. Los tiradores se mezclaron haciendo equipos más o menos igualados y sin tener en cuenta edad ni nacionalidad, el objetivo era generar el sentimiento de equipo. Después, tras varias horas de asaltos se fue a cenar y a descansar, un grupo pudo ver la película de “Tadeo Jones” y el resto estuvieron repartidos por las diferentes zonas de esparcimiento del Albergue o en las habitaciones.
El miércoles era uno de los días más esperado por todos, por la mañana un poco de preparación física antes de desayunar, justo después, trabajo especifico de esgrima. En torno a las once de la mañana nos desplazamos al Parque fluvial de Begonte, una localidad muy cercana a Lugo donde se realizan actividades de recreo en la naturaleza.
Nuevamente, por el tamaño del grupo hubo que dividirse para que unos pudieran ir a las canoas a disfrutar de una travesía por el rio Miño mientras el otro grupo iba a jugar al Paintball, aun asi, todos disfrutaron durante la espera entre actividades de una zona de baño, cancha de baloncesto y las pistas de tenis. La comida en el campo todos juntos y descanso posterior en las tumbonas al sol, fue para muchos uno de los mejores momentos del día, ya que, tomaban fuerzas para seguir las actividades de por la tarde. Los que por la mañana hacían Paintball por la tarde hicieron canoas.
Al finalizar la jornada, todos acudieron al comedor para cenar y la mayoría no dudaron a la hora de elegir entre ver película, juegos o descansar. La mayoría se fue a descansar apenas terminaba de cenar.

No hay comentarios: